¿QUE QUIERES  SER O HACER, CUANDO SEAS GRANDE?

 

Descripción: Artículo escrito por la Psicóloga Lic. Marina Torres Puchetta, Directora General de "Allá Vamos Tlaxcala".

 

  • La pregunta correcta es que quieres hacer, ya que  se “ES”, desde que nos asomamos a la vida.

 

Lunes 16 de Marzo del 2015:

Una simple pregunta, nos puede llevar una respuesta diferente, en cada etapa desde la niñez, y  la adolescencia. Las respuestas tienen que ver, sin duda, con la educación, los valores del ceno familiar, o entorno social, con la edad de la persona cuestionada.


A simple vista les pueden parecer   insignificantes las respuestas, pero resulta ser todo lo contrario;  cada una de ellas nos dice mucho de nosotros; es una buena oportunidad para orientar e inducir por un  camino sin tantos tropiezos, que seguramente se  transformarán  en futuros sueños rotos.


A los 5 años, jugamos a ser el centro de atención, y la respuesta  es para conseguir aprobación. Hay algunas excepciones,  en niños que traen un camino de evolución muy marcado, que lo hablaremos en otra ocasión.
Desde los 12 a los 14 años, se presentan tantas distracciones sociales, que es difícil concentrarnos en nosotros, por lo que la respuesta puede ser muy errada.


A partir de los 15 hasta los 17 años, se suele tener una influencia muy marcada por el entorno social, aparecen otros intereses de por medio, y vivimos un papel de protagonismo, audacia, y rebeldía, por lo que no hay una clara respuesta.


Y por fin, se podría decir que a partir de los 18 años en adelante, existe un grado de maduración aceptable en la mayoría de los jóvenes, de experiencias tomadas, o ejemplos externos, en donde nos enfocamos en lo material, el poseer, el protagonismo; en esta etapa el EGO está a flor de piel y juega un papel importante en nuestras decisiones, lo que nos lleva  casi siempre a caminos equivocados.


Pero a pesar de la edad, decisiones,  y caminos tomados, son los menos quienes llegan a sentirse plenos, con una sensación de acierto, y por ende exitosos. Muy en el  interior comienzan a sentir, cada vez con más fuerza, UN VACIO, cierta sensación de insatisfacción, frustración y hasta hartazgo de toda la rutina diaria, como una vocecita interior que te dice ¿Y tanta lucha para esto?


Claro muchos de ustedes dirán, es lógico, así sucede, es parte de la vida los altibajos; pero que  sería si por un instante nos separamos de todas esa frases hechas y hacemos una retrospección  de nuestra vida, e imaginariamente cambiamos algunas cosas. Ahora con mucha más preparación, experiencia o conocimiento, podríamos jugar a ser alguien que con certeza en sus pasos, se siente realizado, feliz y vive la vida con entusiasmo. ¿Se podría lograr? ¿Usted qué piensa?


¿Qué vas a hacer cuando seas grande? ahora con calma, podemos  responder, o al menos intentarlo.
Partimos de la idea de que somos seres individuales, únicos, pero iguales en sentidos, capacidades, y con libre albedrio; cosechamos lo que sembramos, e influimos en una gran masa humana, aunque muchos ignoran  tal situación.

Entonces en ese comenzar de nuevo, trataríamos de tomar decisiones con mayor conocimiento y responsabilidad, porque ya sabemos que lo que de mí salga, igual o mayor regresará para mí
Ahora vamos a filosofar un poco con la pregunta clave:

¿Qué vas a hacer cuando seas grande?

Que es SER GRANDE, si hablamos de edad o números de años, es fácil la respuesta, pero si hablamos de grandeza espiritual, sabiduría, y  evolución, Tal vez la respuesta correcta pueda estar  tanto a los 5, 14 o 18 años, como a los 25 o 40, esto dependiendo de cada ser.


Si ser grande en espíritu, conocimiento, me hace ser honesto conmigo mismo y los demás, responsable, y asertivo en la vida,  y eso me  llena interiormente, no tendríamos que sentir ese GRAN VACIO, que consolamos, tratando de llenar con emociones, cosas materiales  y metas inalcanzables, porque algo en mi interior me va guiando.


Nuestro paso por la vida, está lleno de caminos que debemos de tomar o ignorar, porque solo hay una sola dirección que nos llevará hacia dónde debemos ir;  los demás son distracciones, falsas creencias, ilusiones de la mente inferior,  que trata de confundir la realidad que vivimos.


El alma no tiene tiempos ni edad, la materia sí, el cuerpo se deteriora y finalmente muere, más nuestro espíritu, nuestra alma, ese ser infinito, sigue en búsqueda de reencontrarse con lo que una vez fue, y de donde salió. Podemos pasar muchas vidas, en esa búsqueda, tantas como queramos, dependiendo de las decisiones y los caminos tomados, de las respuestas que demos, cada vez que sale el interrogante: ¿qué vas a hacer cuando seas grande?


Giramos, vamos y venimos, y vivimos en la materia lo que nosotros decidimos; los sueños rotos, son solo eso " sueños", los objetivos trazados, van a depender de nuestra mente, nuestra meta en la vida, va a ser la que trazamos, según nuestra alma y nuestro verdadero ser.


Ama a tu prójimo como a ti mismo, no hagas a otro lo que no quieres para ti, porque en verdad te lo estás haciendo a ti mismo, mas tarde o temprano  llegara a ti.


No hay mala  o buena suerte, hay un antes y un después, que marca la diferencia del ahora, somos lo que decidimos ser: la materia pasa, el alma queda: no hay tiempo ni espacio que no te alcance, cuando tiene que ser, es y será a pesar de tus intentos por evitarlo.


El que hoy te sirve y te reconforta, es el mismo que ayer tú le diste y le serviste.


El que todavía no sirve a los demás, no ha comprendido aun, que vino a servir en la vida.    

 

Autor: Lic. Marina Torres Puchetta, Directora General de "Allá Vamos Tlaxcala"

 

 

 

 

 

Copyright © 2013 Torres y Torres mis Ediciones S.A. de C.V. | Allá Vamos Tlaxcala S.A. de C.V.

| Contáctenos | Siguenos en Facebook | Siguenos en Twitter | Mail